La belleza de las cosas existe en el espíritu de quien las contempla. David Hume

Los títulos que suele dar Jaume Mach a las numerosas exposiciones que ha realizado en diversos países de Europa -destacan dos premios europeos a la innovación técnica- quieren anunciar una actitud personal preocupada por la percepción y representación de una realidad que trasciende la dimensión física del mundo y de los objetos. Se detecta de inmediato un gusto por el uso del color y por la técnica de la pintura al óleo que se utiliza de manera muy licuada, sobre metacrilato.

Trayectoria

A Jaume Mach le gusta decir que su pintura se caracteriza por ser esotérica y cargada de simbolismo. De hecho, los títulos que él suele dar a las numerosas exposiciones que organiza intentan transmitir una actitud personal preocupada por la percepción y representación de una realidad que transciende la dimensión física del mundo y de los objetos. En realidad, cuando se analiza con atención la obra de Jaume Mach, se detecta de inmediato un gusto por el uso de una técnica en la cual el color se utiliza de manera muy licuada y se trabaja a menudo con la presión del aire más que la del pincel, dando una sensación muy etérea, ligera, ideal para expresar temas o ideas cargadas de espiritualidad.  Cabe añadir que la elección del metacrilato como soporte sobre el cual se realiza la pintura es también importante en la imagen final de la obra de este artista, ya que le confiere una luminosidad especial.